jueves, 11 de febrero de 2010

Matemáticas y Badajoz 2

La geometría sale a la calle
El profesor Lorenzo Blanco utiliza los monumentos de Badajoz para mostrara los futuros maestros un modo atractivo de enseñar
Lunes, 29 de Mayo de 2006. HOY M.M./BADAJOZ


¿Cómo se puede enseñar a los niños lo que es una pirámide, un trapecio, un cilindro o una elipse? Nada mejor que salir a la calle y hacerles ver que todo lo que nos rodea, incluidos los monumentos de Badajoz, pueden estudiarse, no sólo por su historia, sino como formas geométricas.

Esto es lo que ha hecho el profesor de Didáctica de las Matemáticas Lorenzo Blanco. En su caso no ha sido con niños, sino con los futuros maestros de niños, los alumnos de tercero de la Facultad de Educación de la especialidad de Primaria. Durante tres cursos ha salido a la calle con ellos para que, sobre el terreno, identifiquen, midan y dibujen Badajoz desde una perspectiva geométrica. El resultado de estas excursiones son tres álbumes dirigidos a hacer más fácil la enseñanza de la geometría a los alumnos de Primaria.

La Alcazaba

«Mi experiencia -explica Lorenzo Blanco-, es que si tú le dices a un alumno que calcule el volumen de un ortoedro que tiene tales medidas se pierde. En cambio si le pides que calcule el volumen de una piscina en forma de ortoedro es más fácil que lo resuelva. El ejemplo le ayuda».

En esa tarea de buscar ejemplos cotidianos para materias ingratas, como la geometrías, Lorenzo Blanco se ha puesto a pasear por Badajoz y ha encontrado abundancia de material: la simetría se explica estupendamente viendo el reflejo de los arcos de los puentes en el río; y a la hora de estudiar el cilindro les pide que miren las dos torres de Puerta Palmas o las humildes papeleras de hierro. Incluso se atreve a solicitarles que las midan y calculen su volumen.

Ejemplos perfectos de elipses se encuentran en las ventanas del Garaje Pla, el actual Colegio de Abogados y en San Andrés, y nada mejor que una señal de STOP para darse cuenta de lo que es un octógono.

El suelo de San Andrés fue también un excelente material para identificar y medir triángulos, trapecios y polígonos estrellados, una figura muy común en Badajoz.

El último trabajo realizado por los alumnos de Educación fue la medición de la Plaza del Museo Arqueológico, que tiene en su su elo un reloj de sol que muchos pacenses ni siquiera identifican. Calcular la superficie de ese reloj, medir la muralla de la Alcazaba y averiguar las medidas de sus almenas han sido algunos de los trabajos prácticos que han ocupado a los estudiantes, metro y croquis en mano. Todas estas experiencias se han grabado en video y han servido para editar un CD con el tercer album de la colección de Geometría y Badajoz.

San Francisco

«Mi objetivo es hacer ver que las matemáticas son útiles en el entorno inmediato -afirma Lorenzo Blanco. «Que los alumnos tengan esa experiencia y la puedan aplicar cuando sean profesores. Se trata de salir de clase y estimular a los niños».

El profesor Blanco considera además que este material podría ser ya útil a los profesores de Matemáticas de Primaria y Secundaria, que en ocasiones no encuentran el modo de atraer la atención de los niños. La experiencia de Lorenzo Blanco con sus paseos geométricos por Badajoz continuará el próximo curso con nuevos alumnos. Ya tiene elegido el lugar que van a estudiar: el Paseo de San Francisco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada